¿Cómo empezar un discurso?

¿Cómo deberíamos iniciar un discurso? es una tema muy importante que deberían enseñar en el colegio, para que desde muy pequeño aprendamos a cómo desenvolvernos durante una presentación, y tener las herramientas necesarias para empezar un discurso y captar la atención del público desde un principio.

 

En algunas presentaciones las personas terminan un poco aburridas, en estos discursos suele suceder que la persona que están exponiendo el tema no lo inicia de manera correcta y pierde automáticamente el público.

 

Sin embargo hay muchas maneras y técnicas para recuperar el público cuando empezamos un discurso de manera incorrecta.

 

¿Cómo empezar un discurso de manera incorrecta?

 

Hay una forma habitual de empezar un discurso: “Buenas tardes. Mi nombre es Fulano. Gerente General de la empresa XXXX, ante todo gracias por recibirme. Es un placer presentarles la nuevas ideas de nuestros productos. Espero que esta presentación sea de su mayor agrado” ¿Qué tal les suena esto? Esta es una manera de iniciar una presentación casi que a nivel mundial, y esta manera aburrida de hacerlo, poco interesante y predecible. Si empiezas de esta manera, puede ser una técnica infalible para que las personas automáticamente pierdan la atención, y se desconecten de lo que vayas a expresar. 

 

Captar la atención de la gente no es tarea fácil

 

Las redes sociales y el avance tecnológico nos ha integrado y separado a la vez. Cuando no tenemos contacto con una persona por la distancia, las redes sociales y medios de comunicación 2.0 suelen ser la mejor manera para saber de esas personas y a su vez, nos funcionan para quitarnos el aburrimiento. Es por eso que, que no es una tarea fácil captar la atención de las personas cuando hay muchas maneras de distraernos. ¿De qué manera podemos hacer que la gente nos preste atención? Sorprendiéndolas.

¿Qué sorprende?

 

Ha muchas maneras de sorprender a las personas, depende de los gustos y preferencias de cada quién pero hay un factor común que hace que captar atención de las personas en un discurso: lo políticamente incorrecto, lo novedoso, lo diferente, algo que rompa costumbre, lo trasgresor y todo lo que va contra lo preestablecido.

 

¿Qué dispersa la atención de la gente? 

 

Todas las personas tienen gustos, preferencias y maneras de pensar diferentes, sin embargo hay ciertos temas que hacen que la atención se disperse y busquen ese entretenimiento en los teléfonos o algún dispositivo de música que tenga la persona a la mano.Los temas que dispersa la atención en un discurso son: lo cotidiano, lo predecible, lo mismo de siempre, lo que sigue las reglas, lo estandarizado, lo tradicional. 

 

En muchas ocasiones, buscamos cumplir las reglas por cubrir las expectativas de otras personas y no por alguna convicción, nos quedamos así y no buscamos, indagamos o cuestionamos dichas reglas. Entonces nos quedamos en ese estado de “lo haré,porque siempre lo he hecho así” y le cerramos las puertas a la creatividad y no somos capaces de sorprender a los demás. Esto cobra importancia al momento de empezar una presentación y queda en evidencia desde el inicio o la introducción del discurso. 

 

¿De qué manera podemos sorprender al público en un discurso?

 

¿Cómo empiezan la mayoría de las películas? con una escena que despiertan el interés de los espectadores para que se enganchen y vean la película hasta el final.Entonces para despertar el interés de un público en un discurso y sorprenderlos, podemos iniciar con un “bombazo” .

 

Esta noticia o bombazo puede depender de lo siguiente:

 

  • El tipo de naturaleza del público, ya que no es lo mismo un grupo de científico que un grupo de estudiantes que están empezando la universidad.
  • Depende del contexto, es diferente un discurso que se va a conversar los resultados trimestrales ante una junta de directivos y un discurso motivacional a un grupo de futuros vendedores.
  • La personalidad del presentador es muy importante, porque hay personas extrovertidas y otras introvertidas, a pesar que ambos deben hacer el discurso, serán ambas abordadas de maneras diferentes.

 

5 trucos para saber cómo iniciar un buen discurso

 

  • Pregunta retórica o no retórica: es una buena manera para empezar un discurso, porque pensar a las personas desde un principio por ejemplo: ¿qué sucede que no podemos alejarnos de las malas compañías?
  • Iniciar con una cita: cuando comenzamos un discurso es bastante interesante que lo hagamos con una cita que se relacione con lo que estamos hablando. También es importante hacer una cita no tan larga y poco común para que realmente capte la atención de los presentes. Un ejemplo de cita es: “El hombre está condenado a ser libre” Jean Paul Sartre.
  • Un dato llamativo o curioso: si empezamos con un dato novedoso y llamativo, hará que la gente quiera escuchar más, datos en porcentaje o algo similar dependiendo sea el caso. 
  • Anécdotas: es uno de los trucos más efectivos para captar la atención de las personas en un discurso, es una manera también de conectar con ella. Puedes contar una experiencia o una historia tuya que tenga que ver con el tema a exponer, es importante que no pierdas el centro del discurso.
  • Frase controversial: quizás puede producir cierto antagonismo, pero agita a las personas y capta la atención de las personas.

 

Cuando se debe saludar y dar las gracias

 

Una vez que realizamos la introducción con los trucos que hemos nombrado, es importante saludar, dar las gracias y decir cuáles son los puntos a tratar en el discurso. No es con la intención de molestar a las personas, pero sí debe ser parte del protocolo, eso sí, debes hacerlo una vez hayas capturado la atención de los asistentes al discurso.

 

Indudablemente no es una tarea fácil captar la atención de las personas en un discurso, sorprender a las personas al empezar un discurso merece que antes de realizar todo esto practiquemos y estemos consciente a qué público nos vamos a dirigir y encontrar la manera de sorprenderlos y que estén atentos hasta el desenlace del discurso.



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *