Trucos para no estar nervioso a la hora de hablar en público

Hablar delante de un público puede ser para algunos una tarea difícil, porque empiezan a salir todos esos miedos que no habíamos prestado atención anteriormente, como: ¿y si me equivoco? ¡se me va a olvidar la información! ¿estaré mal vestido? ¡se van a burlar de mi! Sin embargo, ponerse nervioso es algo muy natural, lo importante es saber controlarlo.

 

Afortunadamente hay muchos trucos para no ponerse nervioso, no solo delante de un público, también pueden servir al momento de presentar un exámen, en una ponencia o presentación, en una reunión en la comunidad, entre otros eventos.

 

Observa y analiza los siguientes trucos para controlar los nervios al momento de hablar en público:

 

Hazte la siguiente pregunta: ¿a qué exactamente le tienes miedo?

Analiza tus miedos, y pregúntate a qué le tienes miedo, pueden surgir muchas respuestas como: a hacer el ridículo,a que reían, a perder prestigio profesional, entre otros.

No debes preocuparte tanto por lo que vaya a suceder, debes concentrarte en lo que vas hacer y ser muy positivo, existen muchas herramientas para alejar ese miedo y controlar los nervios. Por ejemplo si tu miedo es quedarte en blanco, puedes utilizar anotaciones o apoyarte en materiales audiovisual, siempre es importante tener un plan B, la idea es tener las herramientas necesarias para saber manejar la situación.

 

Realiza una buena introducción

Un truco que no puede faltar para que tu presentación empiece muy bien y se desaparezca el miedo, es que tengas una buena introducción, y así tengas un excelente impresión.

Si no te ha presentado una persona, debes hacer con unas frases que sepas de memoria, también para romper el hielo haz una cita que se relacione con el tema que estás exponiendo, conseguirás la atención de todos.

Para que tus nervios se calmen, puedes utilizar un vídeo de introducción, es un truco original.

Domina el tema que vas hablar

 

Para que la exposición en el discurso influya de la mejor manera para ti, debes dominar el tema y si es algo que te gusta mejor. Por otro lado, ensaya la charla, eso te va a ayudar para que los nervios se calmen. Visualiza, es una técnica que le sirven a muchas personas, crea imágenes en tu mente donde estas haciendo tu charla y te desenvuelves de la mejor manera.

 

¿Ataque de pánico durante la charla? 

 

Puede suceder que los nervios te lleven a un ataque de pánica durante la charla, pero tiene solución. Lo importante es que tu estés bien y salgas adelante: respira, toma agua, ve tus notas y sobre todo sonríe. Luego retoma la charla a un ritmo lento, no te aceleres, verás que poco a poco irás dominando la situación.

 

Cuida tus expresiones cuando estas nervioso

 

Expresiones como “me equivoqué” “disculpen estoy nervioso” no la debes decir, si te equivocas diciendo alguna información, no lo digas, probablemente no se den cuenta. Simplemente retoma la idea e intenta explicarlo de una manera más simple. Otro truco que puedes hacer es, llevar tus anotaciones en una tarjeta, porque si lo tienes en un folio y te tiemblan las manos, las personas notarán más rápido tus nervios y desviarás su atención. 

Engañate a ti mismo 

 

Suele suceder que el ponente nota más los nervios que la audiencia, olvídate de que sientes nervios. Piensa que estás tranquilo, ¿te tiembla la voz? omite eso de tu mente, ¿también pasa con tus manos? la puedes colocar en la espalda y seguir adelante. La idea es que no pienses que estas nervioso, que simplemente tienes mucha adrenalina para que todo salga como lo esperas. 

 

¡Sonríe!

Piensa que lo que vas a decir a la audiencia le interesa, y que además será de gran utilidad para ellos. Confía en ti y en lo que vas a decir. Si estás preparado, dominas el tema, ensayaste varias ¿por qué tiene que salir mal algo? 

Un truco excelente es sonreír, las personas son más benevolentes con aquellas que sonríen.

Disfruta el momento, la manera de controlar los nervios para hablar en público, es ¡hablando en público! aprovecha cada vez que lo tengas que hacer, sé optimista y confía en tus ideas. ¡Ánimo!

Recomendaciones generales

Los nervios es algo muy natural de todos los seres humanos, lo importante es saber controlarlos y no viceversa. Para algunos no es algo común, pero todos en algún momento nos hemos sentido nerviosos por algo.

Al momento de hablar en público, la adrenalina se encuentra en su nivel más alto,tómala a tu favor, no dejes que el miedo te paralice y utiliza toda esa energía para visualizarte, pensar en positivo y siempre repetir que eres capaz de realizar un excelente discurso.

 

Por otro lado, debes confiar en ti, en tus capacidades y que si la vida te ha puesto frente a un público es porque es el momento de enfrentar tus miedos. Afortunadamente hay muchas herramientas y técnicas para superar el miedo y no dejar que los nervios te paralicen. También hay ejercicios de meditación y concentración que puedes realizar, ante de un discurso.

Cada vez que tengas la oportunidad de habla en público ¡aprovéchala!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *